I will wait for you

I will wait for you
"Expectations" - Christophe Vacher

sábado, 10 de febrero de 2018

Arriba, ¡siempre arriba!



"El rapto de Ganimedes" ( c. 1509-14). Villa Farnesina, Rome Baldassare Peruzzi.




Ganimedes



En tu luz matinal como me envuelves,
¡oh primavera amada!
Con todas las delicias del amor,
entra en mi pecho
tu sacro ardor de eterna llamarada;
¡oh infinita Belleza:
si pudiese estrecharte entre mis brazos!

Recostado en tu pecho languidece
mi corazón; de musgos y de flores
dulcemente oprimido, desfallece.
Tú apaciguas mi sed abrasadora,
¡oh brisa matinal y acariciante!
mientras el ruiseñor enamorado
me llama entre la niebla vacilante.

Ya voy, ya voy, y ¿adónde?

¡Ay! ¿Adónde? Hacia arriba, ¡siempre arriba!

Flotan, flotan las nubes o descienden
y abren paso al amor de ímpetu fiero.
A mí hacia mí, contra tu ser, ¡arriba!

¡En abrazo sin par, arriba, arriba!

Contra tu corazón, ¡oh dulce padre,
oh inmenso padre del amor fecundo!


Johann Wolfgang von Goethe


(Alemania, 1749-1832)




Ganimedes: En la mitología griega, Ganimedes (en griego Γανυμήδης Ganymêdês) héroe divino originario de la Tróade. Siendo un hermoso príncipe troyano, hijo del mismo epónimo Tros (o de Laomedonte, según otras fuentes), Zeus se enamoró de él, mandó un águila a raptarlo para traerlo al monte Olimpo, morada de los dioses. Allí lo convirtió en su amante y copero de los dioses. 

En la Tebaida (i.549) de Estacio se describe una copa labrada con una iconografía del mito de Ganimedes: «Aquí el cazador frigio es llevado por el aire sobre alas leonadas, la cordillera de Gárgara se hunde a medida asciende, y Troya se desvanece bajo él; tristes quedan sus camaradas; en vano los perros cansan sus gargantas ladrando, persiguen su sobre o aúllan a las nubes.»


Robert von Ranke Graves escritor y erudito británico sugiere que su nombre se deriva de «ganuesthai» + «medea» y significaría: «regocijándose en la virilidad»


martes, 23 de enero de 2018

R.I.P. querido Nicanor, esperamos encontrarte en 100 años más

Nicanor Parra Sandoval
R.I.P.


Hoy en la mañana mi hijo me sorprendió con la noticia “murió el antipoeta”. Sentí un golpe en el pecho, como por un amigo muy cercano y muy querido.  A pesar de su avanzada edad (103 años), -cuando ¿quién llega ahora a los 100?-, yo esperaba que no se nos fuera nunca.

Profesor, científico -licenciado en Ciencias Exactas y Físicas por la Universidad de Chile, académico, humanista, maestro, genio, poeta, antipoeta, ¿ateo gracias a Dios?, hombre de pueblo, la rama más fuerte del tronco de los Parra, digno hijo de sus padres, de profundas raíces campesinas, su padre Nicanor, un bohemio profesor y músico, su madre Rosa Clarisa Sandoval, tejedora y costurera, que cantaba canciones folclóricas. 

Él fue quien impulsó a su hermana Violeta a rescatar, recopilar e investigar la auténtica música chilena. "Si no fuera por Nicanor, no habría Violeta Parra", acostumbraba a decir ella.

El mayor de 9 hermanos, entre ellos Hilda, Eduardo (El Tío Lalo y sus cuecas choras) y Roberto (autor de La Negra Ester); nació en San Fabián de Alico, en la zona precordillerana de Chillán en 1914. Pasó su adolescencia en la ciudad de Chillán, en el Barrio de Villa Alegre. En 1932 se va de su casa y llega a Santiago, donde cursa el último año de la educación secundaria en el Internado Nacional Barros Arana, gracias a una beca de la Liga de Estudiantes Pobres. En 1933 ingresó al Instituto Pedagógico de la Universidad de Chile, -mi querida alma mater-, donde estudió Física y Matemáticas, carrera que financió trabajando como inspector en el INBA. 


A estas alturas siento que me envuelve
El delicado olor de las violetas
Que mi amorosa madre cultivaba
Para curar la tos y la tristeza.
Cuánto tiempo ha pasado desde entonces
No podría decirlo con certeza;
Todo está igual, seguramente,
El vino y el ruiseñor encima de la mesa,
Mis hermanos menores a esta hora
Deben venir de vuelta de la escuela:
¡Sólo que el tiempo lo ha borrado todo
Como una blanca tempestad de arena!

HAY UN DÍA FELIZ   (frag.)

Nicanor Parra


Egresa en el año 1937, ese mismo año se desempeña como profesor en el Liceo de Hombres de Chillán y publica su primer libro Cancionero sin nombre. Con ese libro llega su primer premio y es señalado por Gabriela Mistral como "el futuro poeta de Chile". 

Sus libros se suceden uno tras otro: Poemas y Antipoemas (1957), Obra gruesa (1969), Artefactos (1972), Sermones y prédicas del Cristo de Elqui (1977), Nuevos sermones y prédicas del Cristo de Elqui (1979), Coplas de Navidad (1983), Poesía política (1983), Hojas de Parra (1985), entre otros.

Reconocimientos: 


  • Premio Municipal de Santiago, (1937) por Cancionero sin nombre
  • Premio de Poesía Juan Said (1953) de la Sociedad de Escritores de Chile
  • Premio del Sindicato de Escritores de Chile (1954) por Poemas y antipoemas
  • Premio Municipal de Santiago (1955) por Poemas y antipoemas
  • Premio Nacional de Literatura, (1969)
  • Hijo ilustre de Chillán, (1969)
  • Beca Guggenheim (1972)
  • Premio Richard Wilbur de la Asociación Estadounidense de Traductores (ALTA) (1985) 
  • Premio de Literatura Latinoamericana y del Caribe Juan Rulfo (1991)
  • Premio Prometeo de Poesía (1991)
  • Premio Luis Oyarzún (1997) de la Universidad Austral de Chile
  • Medalla Abate Molina (1998) de la Universidad de Talca 
  • Medalla Gabriela Mistral del Gobierno de Chile por su aporte a la cultura y a la educación (1997)
  • Medalla Rectoral de la Universidad de Chile (1999), para la que indicó:  

“No me explico señor rector 
Las razones que pudo tener el jurado 
Para asignarme a mí 
Que soy el último de la lista 
Una medalla de tantos quilates 
Hay x lo menos una docena de candidatos 
Que con razón se sienten postergados 
El Juez de Letras que fue Don Andrés los absuelva 
Yo por mi parte me querellaré 
Contra quienes resulten responsables”.



  • Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana (2001)
  • Premio Bicentenario (2001) 
  • Premio Cervantes en (2011)
  • Premio Iberoamericano de Poesía Pablo Neruda por parte del CNCA (2012)                                                              

Su nieto al recibir el Premio Cervantes en España, en representación suya, termina diciendo: En estos momentos y a la distancia, mi abuelo se formula la siguiente pregunta: 

¿SE CONSIDERA UD. ACREEDOR AL PREMIO CERVANTES?

- Claro Que sí.
- Por qué
- X un libro que estoy X escribir.


Fue postulado 4 veces al Premio Nobel de Literatura: por la Universidad de Nueva York en 1995, la Universidad de Concepción en 1997; el Consejo de Rectores, la Universidad Complutense de Madrid y la Universidad de Valencia en 2001 y la Presidenta de la República Michelle Bachelet en 2012.

El clamor no fue suficiente. El mundo se lo debe.

Hablando de los hermanos Parra, siempre cuento estas anécdotas que marcaron mi vida: En la década de 1960, cuando yo era pequeña, mi madre, profesora primaria en una escuelita marginal en el sector norte de Santiago, conseguía con facilidad llevar a los hermanos Parra -recuerdo entre ellos a Hilda y el Tío Lalo- para que apoyaran con su arte popular, sus voces e instrumentos, eventos en beneficio de la Escuela. Lo único que pedían era que se los fuera a buscar y a dejar en furgón a la casa, y que se les atendiera con unas empanadas, mistela y ponche de palitos de culén, de membrillo, de guindo o de canela. A la salida vespertina de esa escuela de barrio pobre, jamás le pasó nada a mi madre, porque era profesora. Una vez ella me llevó a la casa de Hilda Parra, en la población José María Caro y la amé a primera vista, cuando nos recibió en un viejo comedor, alrededor de un brasero, sobre un suelo de tierra, con una simpleza que era hospitalidad al mismo tiempo. Jamás olvidaré que andaba con una falda sin cierre y unos calcetines impares, porque seguramente llenaba su tiempo con cosas más interesantes que hacer y en que pensar.


Violeta y Nicanor


Ante la trágica muerte de su hermana le dedica estos versos:

Jardinera
        locera
                   costurera
Bailarina del agua transparente
Árbol lleno de pájaros cantores
Violeta Parra.
Has recorrido toda la comarca
Desenterrando cántaros de greda
Y liberando pájaros cautivos
Entre las ramas.
(…)
Dónde voy a encontrar otra Violeta
Aunque recorra campos y ciudades
O me quede sentado en el jardín
Como un inválido

DEFENSA DE VIOLETA PARRA  (frag.)

Nicanor Parra



Nicanor murió en la madrugada de hoy 23 de enero de 2018, en su casa de La Reina en Santiago, tal como vivió sus últimos años en su casa del balneario de Las Cruces, silenciosamente.


“Señoras y señores:
Ésta es nuestra última palabra.
Nuestra primera y última palabra
Los poetas bajaron del Olimpo...”

“Pausa comercial, no se retiren, 
volveremos a estar con ustedes 
en un abrir y cerrar de ojos.”

“Voy y vuelvo…”


R.I.P. querido Nicanor, esperamos encontrarte en 100 años más.

Como dijiste en la tumba de Huidobro, para el centenario de su nacimiento, 
el 3 de septiembre de 1993:


Paz sobre la constelación cantante de las aguas

entrechocadas como los hombros de la multitud
Paz en el mar a las olas de buena voluntad
Paz sobre la lápida de los naufragios
Paz sobre los tambores del orgullo
y de las pupilas tenebrosas.
Y si yo soy el productor de las olas,
Paz también sobre mí.


"Los abajo firmantes, nos comprometemos bajo palabra de honor a reunirnos cada cien años, a partir de hoy,  (…) estemos donde estemos, alrededor de esta tumba magnética de la que brota el mar a borbotones".  Nicanor Parra


Algunos adioses:

"Chile pierde a uno de los más grandes autores de la historia de nuestra literatura y una voz singular en la cultura occidental. ¡Estoy conmovida por el fallecimiento de Nicanor Parra! Mi más profundo pésame a su familia."
Michelle Bachelet, Presidenta de la República.





lunes, 25 de diciembre de 2017

In the middle of an island, in the middle of the ocean




In the middle of an island
In the middle of the ocean
You and I beneath the moonlight
With just the monkeys and the palm trees

Tony Bennett


(Original 78 rpm, straight from 1957)




sábado, 5 de agosto de 2017

La verdadera historia del unicornio azul




Rodney Smith



Y, sin embargo, amor, a través de las lágrimas...


Y, sin embargo, amor, a través de las lágrimas,
yo sabía que al fin iba a quedarme
desnudo en la ribera de la risa.

Aquí,
hoy,
digo:

siempre recordaré tu desnudez entre mis manos,
tu olor a disfrutada madera de sándalo
clavada junto al sol de la mañana;

tu risa de muchacha,
o de arroyo,
o de pájaro;

tus manos largas y amantes
como un lirio traidor a tus antiguos colores;

tu voz,
tus ojos,

lo de abarcable en ti que entre mis pasos
pensaba sostener con las palabras.
Pero ya no habrá tiempo de llorar.
Ha terminado
la hora de la ceniza para mi corazón:

Hace frío sin ti,
pero se vive.



Roque Dalton



"Roque Dalton tiene 22 años, es delgado, de mediana estatura, ágil, nervioso, de músculos casi elásticos que vibran y se encrespan continuamente bajo las descargas de su corazón de poeta [...] escribe poesía, cuentos y crítica literaria. Distribuye el tiempo entre sus estudios universitarios y su indeclinable vocación de escritor que lo lleva de un lado a otro de la ciudad, con juvenil y generoso entusiasmo, siempre en busca de alguna tarea que cumplir." (Luis Alvarenga, El ciervo perseguido. Dirección de Publicaciones e Impresos, 2002). 


"Roque es para mí el ejemplo muy poco frecuente de un hombre en quien la capacidad literaria, la capacidad poética se dan desde muy joven mezcladas o conjuntamente con un profundo sentimiento de connaturalidad con su propio pueblo, con su historia y su destino.(...) Roque Dalton era un hombre que a los cuarenta años daba la impresión de un chico de diecinueve. Tenía algo de niño, conductas de niño, era travieso, juguetón. Era difícil saber y darse cuenta de la fuerza, la seriedad y la eficacia que se escondían detrás de ese muchacho. (...) Nunca se pudo separar al poeta del luchador, al novelista del combatiente, y por eso su vida fue una serie continua de persecuciones, prisiones, exilios, fugas en algunos casos espectaculares y un retorno final a su país después de muchos años pasados en otros lugares de exilio para integrarse a la lucha donde habría de perder la vida..." (
Julio Cortázar, en una clase magistral).


"Su ética y su estética personales, forjadas en la incandescente realidad de El Salvador, produjeron a un ser humano cuya poesía y vida personal eran una sola cosa. Tenía el gran don del sentido del humor, se burlaba de todo, empezando por sí mismo, y eso lo salvó de la mojigatería que suele acompañar al fervor revolucionario." (Clarivel Alegría).


"Roquito hacía reír hasta a las piedras, como lo escribió Eduardo Galeano. Hacía reír porque rompía los lugares comunes. Nadie menos solemne que Roque Dalton, nadie más capaz de hacer reír hasta las horas negras, más dispuesto a aventarse a pecho abierto contra el peligro, nadie más accidentado." (Elena Poniatowska).




Roque Dalton por Salvador Corratgé,
(fotógrafo cubano, Praga,1966)

Roque Antonio Dalton García (San Salvador, 1935-1975), de madre salvadoreña y padre estadounidense, creció en un ambiente privilegiado de la sociedad salvadoreña. Su padre financió su educación en los mejores institutos católicos de San Salvador, aunque lo reconoció a los 17 años. Lo envió a estudiar Derecho a la Universidad Católica de Chile (1953), pero cuentan que el propio Decano de la facultad de Teología de esa institución le recomendó inscribirse en la Universidad de Chile que podría entregarle una educación más ecléctica, conforme a sus propios intereses. Allí tomó contacto con miembros del partido comunista; lo que marcaría decisivamente su vida futura. Considerado uno de los principales representantes de las letras centroamericanas, supo conjugar su labor como poeta, ensayista, periodista y guerrillero.


El 10 de mayo de 1975 (Día de la madre), fue asesinado por alguno de sus propios compañeros, con quienes mantenía diferencias ideológicas, en relación a la lucha armada. Lo consideraban demasiado burgués, porque prefería el discurso lógico a las armas.



  

"[Juan José Dalton, hijo de Roque] me contó que allá, 
en las montañas de El Salvador, 
andando con la aguerrida tropa de los humildes, 
trotaba un unicornio azul con un cuerno." 


(Silvio Rodríguez, al develar la verdadera historia del unicornio azul).






Sus restos nunca fueron encontrados, duermen por alguna tumba sin nombre y sin flores, como los de Federico García Lorca.  La misma muerte, tan artera e inútil.


De acuerdo a un informe de la Misión de observadores de las Naciones Unidas en El Salvador, Dalton habría sido ejecutado en El Playón, una zona de restos volcánicos del volcán de San Salvador.


"Cuando sepas que he muerto no pronuncies mi nombre, 
porque se detendría la muerte 
y el reposo..."

Roque Dalton




viernes, 19 de mayo de 2017

Sobre el amor



Irina Vitalievna Karkabi -  El beso de Klimt


«Que no sea inmortal, puesto que es llama, 
pero que sea infinito mientras dure.» 

(Vinícius de Moraes a Clarice Lispector)

Los versos de Vinicius de Moraes conforman la más cercana respuesta sobre lo que es el amor.




Satisface my soul
Paul Carrack

martes, 16 de mayo de 2017

Ne me quitte pas


L'Abandonnée - Auguste Rodin

De alguna forma están estrechamente entrelazadas estas historias, La Abandonada de Rodin, la propia Camille Claudel, la escultora amante de Auguste Rodin, que muere abandonada en un psiquiátrico y la actriz Suzanne Gabriello 'Zizou', amante abandonada por Jacques Brel.



Ne me quitte pas

Jacques Roman Brel


Ne me quitte pas 
Il faut oublier 
Tout peut s'oublier 
Qui s'enfuit déjà 
Oublier le temps 
Des malentendus et le temps perdu 
À savoir comment 
Oublier ces heures 
Qui tuaient parfois à coups de pourquoi 
Le cœur du bonheur 
Ne me quitte pas 
Ne me quitte pas 
Ne me quitte pas 
Ne me quitte pas 

Moi je t'offrirai 
Des perles de pluie 
Venues de pays où il ne pleut pas 
Je creuserai la terre jusqu'après ma mort 
Pour couvrir ton corps d'or et de lumière 
Je ferai un domaine 
Où l'amour sera roi, où l'amour sera loi 
Où tu seras reine 
Ne me quitte pas 
Ne me quitte pas 
Ne me quitte pas 
Ne me quitte pas 

Ne me quitte pas 
Je t'inventerai 
Des mots insensés 
Que tu comprendras 
Je te parlerai 
De ces amants-la 
Qui ont vu deux fois leurs cœurs s'embraser 
Je te raconterai l'histoire de ce roi mort
De n'avoir pas pu te rencontrer 
Ne me quitte pas 
Ne me quitte pas 
Ne me quitte pas 
Ne me quitte pas 

On a vu souvent 
Rejaillir le feu 
D'un ancien volcan 
Qu'on croyait trop vieux 
Il est, paraît-il 
Des terres brûlées 
Donnant plus de blé 
Qu'un meilleur avril 
Et quand vient le soir 
Pour qu'un ciel flamboie 
Le rouge et le noir ne s'épousent-ils pas? 
Ne me quitte pas 
Ne me quitte pas 
Ne me quitte pas 
Ne me quitte pas 

Ne me quitte pas 
Je ne vais plus pleurer 
Je ne vais plus parler 
Je me cacherai là
À te regarder danser et sourire et 
À t'écouter chanter et puis rire 
Laisse-moi devenir l'ombre de ton ombre 
L'ombre de ta main 
L'ombre de ton chien 
Ne me quitte pas 
Ne me quitte pas 
Ne me quitte pas 
Ne me quitte pas


No me dejes, no

No me dejes 
Es necesario olvidar 
Todo se puede olvidar 
Quien se escapa ya 
Olvidar el tiempo 
De los malentendidos 
Y el tiempo perdido 
A saber cómo 
Olvidar estas horas 
Quiénes mataban a veces 
A golpes de porqué 
El corazón de la felicidad 
No me dejes 
No me dejes 
No me dejes 
No me dejes 

Yo te ofreceré 
Perlas de lluvia 
Llegadas del país 
Donde no llueve 
Yo cavaré la tierra 
Hasta después de mi muerte 
Para cubrir tu cuerpo 
De oro y de luz 
Haré un ámbito 
Donde el amor será rey 
Donde el amor será ley 
Donde serás reina 
No me dejes 
No me dejes 
No me dejes 
No me dejes 

No me dejes 
Yo te inventaré 
Unas palabras absurdas 
Que te incluirá 
Yo te hablaré 
De esos amantes 
Quien vio dos veces 
Sus corazones abrazarse 
Yo te diré 
La historia de este rey 
Muerto de no haber 
Podido encontrarte 
No me dejes 
No me dejes 
No me dejes 
No me dejes 

A menudo vimos 
Reflejarse el fuego 
De un antiguo volcán 
Que se creía demasiado viejo 
Es, parece 
de las tierras quemadas 
Dando más trigo 
Que mejor abril 
Y cuando viene la noche 
Para que un cielo brille 
El rojo y el negro 
No se casan 
No me dejes 
No me dejes 
No me dejes 
No me dejes 

No me dejes 
No voy a llorar más 
No voy a hablar más 
Me esconderé allí 
Al mirarte 
Bailar y sonreír 
Y a escucharte 
Cantar y luego reír 
Déjame ser
La sombra de tu sombra 
La sombra de tu mano 
La sombra de tu perro 
No me dejes 
No me dejes 
No me dejes 
No me dejes


Aquí las tres mejores versiones del mismo tema.













lunes, 15 de mayo de 2017

L'Adieu



L'Adieu



El adiós



Recogí esta brizna en la nieve

Recuerda aquel otoño. En breve

No nos veremos más. Yo muero

Olor del tiempo

brizna leve

Recuerda siempre que te espero



Guillaume Apollinaire

Versión de Andrés Holguín




L'Adieu

Léo Ferré


lunes, 8 de mayo de 2017

No conozco ya la noche, terrible anonimia de la muerte.

Samotnia - Arek Kikulski




Ílios o prótos - Ήλιος ο πρώτος


(1943)


Odysséas Elýtis



Sol el primero




No conozco ya la noche, terrible anonimia de la muerte.

En lo hondo de mi alma ancla una flota de estrellas.

Véspero, centinela, brilla junto a la celeste

brisa de una isla que me sueña

para que anuncie yo el alba desde sus altas rocas.

Mis dos ojos en abrazo te navegan, con el astro

de mi verdadero corazón: no conozco ya la noche.




No conozco ya los nombres de un mundo que me niega.

Nítidamente leo las conchas, las hojas, las estrellas.

El rencor me es superfluo en las sendas del cielo.

Salvo que sea el sueño, que me vuelve a mirar

cruzar con lágrimas, el mar de la inmortalidad.

Véspero bajo el arco de tu fuego de oro,

La noche, que es sólo noche, no la conozco ya.



* * *



               

Elýtis nació en Hiraklion (Creta) en noviembre de 1911, sus primeros poemas fueron publicados en 1935, en la Revista Nuevas Letras. Adscrito a la Generación de 1930.  Junto a Nikos Gatsos fundó el primer café literario de Atenas. 

En 1940 le tocó tomar parte en la defensa de Grecia, ante la invasión de Mussolini, resultando herido al año siguiente.

En 1979 recibió el Premio Nobel.


Mikis Theodorakis inspirado en este poema compuso su Adagio (1993).



Su última obra, cargada de melancolía, fue  El jardín de las ilusiones, publicada en 1995.  Falleció en 1996.